Boda Aladdin Robin Weddings

El Coronavirus y las bodas no casan bien

Hace un mes vuestra gran batalla era organizar las mesas y ahora os estáis enfrentando a una verdadera crisis que pone en peligro la continuidad de vuestra boda: el Coronavirus. Los nervios, miedos y dudas os pueden llegar a angustiar. ¿Cuáles son los pasos a seguir? ¿Es mejor cancelar o posponer? ¿Cuándo hay que tomar la decisión? Lejos de agobiaros más, queremos daros toda la información que tenemos y cómo estamos afrontando esta situación desde Robin Weddings. Si tenéis wedding planner seguramente todo esto ya os suene y tengáis un plan de crisis en marcha. Pero si estáis solxs ante el peligro, aquí tenéis nuestros consejos para resolver esta situación con cabeza y sin dejaros llevar por el pánico.

Aceptación: busca un plan B contra el Coronavirus

Lleváis meses, quizá más de un año, haciendo la cuenta atrás. Y ahora que queda tan poco para el gran día, ¿un virus va a impedir que os deis el Sí quiero? Lamentablemente, esto es lo que está pasando. No queremos que paséis por todas las fases del duelo, de nada sirve negar que esta situación está afectando o puede llegar a afectar a vuestra boda. Tampoco hay que enfadarse, porque está fuera de vuestro control poder solucionarlo, y mucho menos debéis deprimiros porque el amor debe seguir celebrándose, ¡no lo olvidéis! Cada día el pronóstico va cambiando y nadie sabe con seguridad cuándo acabará el confinamiento, pero si vuestra boda estaba prevista para abril o mayo, es urgente que activéis un plan B. De hecho seguramente ya estaréis gestionándolo. Para quienes os caséis entre junio y julio, nuestra recomendación es que también lo pongáis en marcha porque os hará afrontar esta situación con mucha más tranquilidad. 

¿Por qué es mejor cambiar la fecha que cancelar?

Habéis invertido tanta ilusión y esfuerzo en crear ese día que no podéis tirarlo por la borda sin más. Aunque aplazar la fecha durante meses, o incluso un año, pueda dar bajón, siempre será mejor alternativa a que ese día no ocurra nunca. Decidisteis casaros para celebrar vuestro amor, y ese amor sigue estando ahí seguramente ahora más fuerte que nunca para apoyaros en estos días tan complicados. ¿Y no será bonito salir a casarse cuando todo esto acabe? Porque después de pasarlo mal, preocuparos por el trabajo o por la salud, tener algo bueno que celebrar será lo que os devuelva la sonrisa.

¿Cómo aplazar la boda?

Si no tenéis una wedding planner que os guíe en este proceso y haga las gestiones, os recomendamos que empecéis por hablar con la persona responsable del espacio donde os casáis. Consultad qué fechas tiene disponibles para este año y estad abiertos a celebrar la boda un viernes porque os dará más opciones. Lo que estamos viendo es que en la mayoría de los casos la fecha más cercana es a partir de octubre o noviembre. Pensad si vuestra temática, decoraciones o la ropa encajan con una boda de otoño. También si era de tarde o exterior, será más recomendable pasarla a la mañana para tener mejor temperatura. Si no os encaja esta época del año, tendréis que pasarla a 2021. Lo bueno es que la disponibilidad para el año que viene todavía es buena y podréis encajarla en una fecha similar a la inicial para tener las mismas condiciones. Antes de tomar la decisión final, aseguraos de hablar con todos vuestros proveedores para confirmar con ellos que tienen disponibilidad para esta segunda fecha. Es importante que confirméis si habrá alguna afectación en cuanto a tarifas o condiciones. No os preocupéis, la mayoría os ayudará a que todo se solucione de la mejor forma posible.

¿Cuál es la fecha límite para tomar la decisión?

Cada boda es distinta, pero os recomendamos que valoréis los siguientes puntos:

1. Hablad con el restaurante/catering para saber cuál es su fecha límite para poder seguir adelante o posponer la boda: deben tener tanto el personal como la comida prevista.

2. Confirmad que vuestros invitados puedan venir sin problemas, especialmente si la mayor parte de invitados vienen de fuera. Si deben desplazarse desde otras partes de España, con un mes debería ser suficiente para que puedan programarse desplazamientos. Además la situación será similar en toda España y será más fácil conocer las afectaciones. Si vienen de otro país la situación es más compleja porque puede ser que no les permitan salir o entrar. Recordad que cada país está en una fase distinta de afectación del virus y pone sus propias restricciones.

3. Revisad las tareas pendientes: si la cuarentena os pilló con los deberes hechos habéis podido gestionarlo durante el confinamiento, cuando todo termine podréis calcular si en los días que falten para vuestra boda tenéis tiempo para ultimar detalles. Si no es así, calculad qué tiempo necesitáis para continuar con la planificación y buscad una fecha más tardía. Y no olvidéis hablar con la tienda de vuestro vestido de novia/ traje de novio para saber si pueden tenerlos a tiempo para vuestro gran día.

Nuestra cura contre el Coronavirus

El Coronavirus ha llegado para quedarse más tiempo del que nos gustaría. Desde Robin Weddings, con la tranquilidad de tener un plan B previsto, estamos continuando con la organización de nuestras bodas con toda la normalidad que podemos. Porque si hay algo que tenemos claro es que mientras nuestra salud y la de nuestros seres queridos nos lo permitan, queremos seguir celebrando bodas con las mismas ganas. Y queremos animaros a que hagáis lo mismo. En los momentos más duros es cuando necesitamos encontrar alivio en lo que nos hace felices. Y si tenéis la suerte de quereros y haber decidido pasar juntos el resto de vuestra vida, dejad que os diga que eso da fuerzas suficientes para afrontar 10 Coronavirus.

Hoy más que nunca esperamos que este post os sirva de ayuda. Pero sobre todo queremos desearos a todas las parejas, proveedores, familiares y amigos que os encontréis bien. Y a quienes luchan contra la COVID-19 o han perdido un ser querido, os mandamos el mayor de los abrazos.

Abrir chat
Powered by